domingo, 1 de mayo de 2011

Warrant: Rockaholic - (2011) -


A 20 años de su momento de gloria con la edición de Cherry Pie, allá por 1990, Warrant al igual que sucediera con Ratt el año pasado, regresa al ruedo con un disco sencillamente impecable.
Debo reconocer que, a mi juicio aquel Cherry Pie y su sucesor, el magnífico, Dog Eat Dog (1992) fueron los puntos más altos de una carrera que después de ambas placas tomo un rumbo sombrío con ediciones absolutamente olvidables como por ejemplo Ultraphobic (1995) donde intentaron acercarse a un estilo entre alternativo y grunge que, obviamente, estaba años luz de la esencia de Warrant y que increíblemente repitieron un año más tarde con Belly To Belly, Vol. 1. Ante lo opaco de semejante panorama llegaron los años de ostracismo, de un par recopilaciones, disco en vivo, y los inevitables covers.
Llegamos a 2006 con un nuevo y vano intento de resurrección, ya sin Jani Lane, quién fuera reemplazado por el ex Black And Blue Jaime St. James y la aparición de Born Again, que a pesar de mostrar ciertas buenas intenciones, también quedó a mitad de camino. Quizás esto último es lo que le vuelve abrir la puerta a Jani Lane en 2008 para retornar a Warrant. Lamentablemente, tampoco fue la solución ya que el retorno en cuestión duró menos de un año, lo que obligó al resto de sus compañeros a replantear los pasos a seguir.
El elegido para suceder a Lane es Robert Mason, quién fuera la voz de Lynch Mob, en sus discos más reconocidos, durante la década del 90, curiosamente al mismo tiempo en el cual Warrant navegaba en esa especie de destierro que le significaron esos años.
En el amanecer de 2011 editan este Rockaholic, con el que en cierta forma retoman el camino más seguro y al que mejores frutos le sacaron. Hard Rock plagado de melodías, y prolijísimos arreglos hacen de este disco una bocanada de aire fresco a un estilo absolutamente necesitado de este tipo de entregas. A la hora del balance sigo creyendo que el acierto más importante pasa por la elección del nuevo cantante, a mi criterio, infinitamente superior en sus cualidades al histórico Jani Lane. Por lo demás Rockaholic ofrece un abanico de canciones muy bien logradas, con puntos altísimos como Innocence Gone, Dusty´s Revenge, Show Must Go On, ó Candy Man. Obviamente las baladas también están a la altura de las circunstancias tanto Home como Found Forever. Redondean el trabajo con un par de medios tiempos como Tears In The City ó What Love Can Do. En resumen, estamos ante un trabajo muy parejo, que les puede significar ese retorno tan postergado a la consideración de sus comienzos. Producido por el Keith Olsen, Rocaholic, es en lo personal, de lo mejorcito que nos ha dado este 2011 hasta el momento.
Mayo es el puntapié inicial a una gira que los llevará a recorrer los Estados Unidos y Canadá durante un par de meses. En algunos sitios colegas han mencionado la posibilidad que en el marco de un recorrido que los llevaría a Ecuador y Colombia estarían arribando a Argentina por primera vez en Septiembre de este año, pero eso ya es otra historia. Por lo pronto estamos ante un trabajo que puede significar la llave de muchísimas puertas en un futuro para Warrant. 8/10.


Rockaholic - Warrant (2011)

1. Sex Ain't Love (3:57)
2. Innocence Gone (3:40)
3. Snake (3:44)
4. Dusty's Revenge (4:26)
5. Home(3:27)
6. What Love Can Do (4:19)
7. Life´s a Song (4:09)
8. Show Must Go On (2:48)
9. Cocaine Freight Train (2:57)
10. Found Forever (4:14)
11. Candy Man (4:04)
12. Sunshine (3:53)
13. Tears in the City (3:34)
14. The Last Straw (4:14)

No hay comentarios:

Publicar un comentario